¿Por qué un agua calcificada puede afectar a nuestra salud?

agua calcificada

El agua dura es enemiga de la piel

La concentración de la cal en el agua es perjudicial para la salud, pero sobre todo para la piel. Los problemas de piel como la dermatitis, se acentúan cuando usamos agua con un excesivo contenido en cal. Al margen de padecer de problemas de piel, también hace que la piel se irrite y se reseque. Tiende a causar problemas capilares, así como picor en el cuero cabelludo o falta de brillo en el pelo y resequedad. El champú forma menos espuma, por tanto se ha de aplicar más champú para conseguir el mismo resultado de limpieza. Por tanto, el agua descalcificada es recomendable para mantener una piel suave y un cabello suave y con brillo.

El agua calcificada es perjudicial para el sistema renal

Para aquellas personas que son propensas a crear cálculos, un agua muy calcificada puede ser muy dañina, en otras palabras, un agua con demasiado contenido en carbonato cálcico puede provocarnos cálculos.  En el ranking de aguas duras en España se sitúan ciudades como Palma de Mallorca, Alicante, Ciudad Real, Jaén, Almería, Murcia y Barcelona.

La cal en los electrodomésticos

Los electrodomésticos que reciben agua calcificada consumen hasta un 60% más de energía para realizar su función. El consumo de detergente se puede llegar a disparar el 75% para conseguir la misma limpieza en la ropa. Al incrustarse la cal en las tuberías reduce su diámetro y puede hacer que se obstruyan. El agua calcificada crea manchas de cal tanto en mamparas, vajillas o cristalerías.

Ventajas de la descalcificación del agua

Los electrodomésticos tales como la lavadora, lavavajillas… no se estropearán por la acumulación de cal, ahorrando así en productos químicos, en mantenimiento y averías.

En cuanto al sabor del agua no sabrá mal, de esta manera no habrá que estar comprando agua embotellada.

Todo quedará más limpio. El cambio será beneficioso para nuestra piel y cabello que quedarán más suaves y sin picor. También la ropa quedará más suave. Ahorraremos en productos de limpieza (champú, jabón…) no teniendo que estar echando de más para limpiar en profundidad.

Deja un comentario